Leonardo de Salas, director ejecutivo de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegan), Córdoba, durante una entrevista ofrecida en el Bloque Informativo La Piragua, conducido por el doctor Rafael Gómez Gómez, dio a conocer el balance que hasta el momento llevan en la región cordobesa con el ciclo de vacunación contra la fiebre aftosa.

Dicho proceso de vacunación que inició desde el pasado 18 de mayo y que culminará el 1 de julio, ha permitido, según las estadísticas manejadas hasta el corte de la semana quinta, la visita a 21.310 predios aplicando las vacunas contra la aftosa, contra la rabia bovina y enfermedades zoonóticas.

De Sala catalogó la jornada como exitosa, gracias al apoyo del Ministerio de Agricultura,  el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), y el Instituto Nacional de la Salud (INS) que emitió un protocolo de bioseguridad para que los vacunadores se puedan desplazar por los predios con las medidas sanitarias pertinentes para protegerse al personal y a los campesinos ante la enfermedad del coronavirus.

La máxima autoridad de esta federación en Córdoba resaltó que desde ya se encuentran implementando la estrategia de conectividad por medio de las redes sociales para establecer la comunicación virtual con los campesino para mantenerlos informados de la situación ganadera, que es de suma importancia, en medio de la pandemia que se vive y que lleva más de 500 contagiados y más de 30 muertos en el departamento cordobés.

Un logro para Córdoba

Entre las informaciones aportadas, De Salas dio una buena noticia para el departamento, anunciando que la región cordobés quedó incluida en la zona de comercio gracias a la recuperación que tuvo Colombia al ser declarada como territorio libre de fiebre aftosa.

El país recuperó el estatus sanitario que, según el representante de Fedegan, permite que Córdoba al ser incluida en una de las cuatro zona libre de comercio podrá seguir comercializando ganado de manera indefinida.

El beneficio de quedar dentro de la zona de comercio es que si por algún inconveniente Colombia pierde de nuevo el estatus sanitario, la costa no se vería afectada y se conservaría la zona libre para comercializar.

Así mismo, de Salas también resaltó que aspiran a entran al mercado chino, factor que sería de suma importancia para la generación de empleos y activación de l ganadería en el departamento y el país.