En el municipio San Andrés de Sotavento, las secretarías de Salud y Gobierno junto a la Unidad municipal de Asistencia Técnica Umata, la Oficina de Apoyo a la población con discapacidad y la Oficina de Gestión Social, cumplieron con el fortalecimiento e implementación de actividades productivas para favorecer a los más vulnerables. 

En dichas actividades, que se ejecutaron tanto en el casco urbano como en el rural, estuvieron involucradas no sólo personas con discapacidad, sino también quienes se encargan del cuidado de ellas y los hogares (tercero-no familiares) que se encuentran a cargo. 

“Patios productivos (cultivos de hortalizas, huertas caseras), en razón de mejorar la soberanía alimentaria de nuestras familias, recuperar y transformar espacios para cultivar, permitiendo la participación de los miembros de la familia en la producción de alimentos y en la generación de ingresos para sus hogares”, informó la administración municipal.