A través de un informe la Defensoría del Pueblo demostró la atención que han tenido en el departamento de Córdoba, donde  mediante el recibimiento de denuncias y acciones concretas pudieron detectar que en la jurisdicción existen 13 municipios en riesgos por algún tipo de violencia electoral que se mantiene presente con amenazas y otras acciones.

La institución que considera al departamento como una zona históricamente con presencia de paramilitares, apuntó que de los 30 municipios que alberga  el territorio, cuatros se encuentran en riesgos extremos, entre los que destacan  Tierralta, San José de Uré, Montelíbano, y Puerto Libertador.

Asimismo, la institución indicó que otros ochos municipios están en riegos alto y son: La Apartada, Planeta Rica, Ayapel, Buenavista, Canalete, Moñitos, San Antero y Los Córdobas; mientras que Montería, la capital del departamento presenta un riesgo medio.

La entidad sostiene que entre las acciones concretas ejecutadas contra los candidatos que aspiran ocupar un cargo el próximo 27 de octubre, están amenazas contra colectividades políticas  a través de la intimidación que es proseguida de los homicidios.