Ya son varias las ciudades del país que han reportado un incremento en la ocupación de sus camas UCI, y Cali no escapa de tal escenario.

Este martes, 30 de junio, Miyerlandi Torres, secretaria de Salud municipal, informó que durante este fin de semana aumentó a 84% la ocupación de camas UCI en la ciudad, de lo cual el 51% corresponde a pacientes positivos y con síntomas graves de la COVID-19.

«Es indispensable que cada uno asuma el compromiso con la vida y la corresponsabilidad que todos tenemos para enfrentar la covid-19. Cualquier descuido pone el riesgo, no solo la vida propia, sino la de los demás. Debemos extremar medidas de bioseguridad y evitar estar o visitar aquellos lugares que cumplen con las 3C: concurridos, de contacto cercano y cerrados», manifestó la funcionaria.

Autoridades de salud han dicho que se espera que para mediados de julio, se alcance en la capital vallecaucana el pico de contagios. Sin embargo, parece que esto no está importarle a la sociedad, ya que ha sido una de las ciudades en la que más se han irrespetado las normas.