Con el objetivo de evaluar todo lo relacionado con la informalidad en el transporte público, el gobernador Orlando Benítez se reunió este martes con representantes de Asotrans, gremio que reúne a los líderes de este sector. 

El encuentro se hizo con el objetivo de crear una estrategia para “combatir la ilegalidad”, y para ello participaron la Policía y la Secretaría de Tránsito departamental. 

“Desde la Secretaría de Tránsito departamental diseñamos el Plan Estratégico para combatir la ilegalidad y dar garantías al transporte formal. Con la Policía Nacional y las alcaldías realizamos controles e inspección para evitar la violación de las normas”, indicó Benítez. 

El mandatario afirmó que “la informalidad afecta a los conductores de buses y taxistas del departamento”, por lo que su administración trabajará articuladamente con los transportadores legales para intercambiar información que permita ejercer mayores controles a la piratería.