En vista de la emergencia sanitaria que hay en el departamento de Córdoba, las autoridades de salud han habilitado a las Instituciones Prestadoras de Salud (IPS), para brindar servicio médico en Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). 

Así lo informó el gobernador Orlando Benítez, a través de su cuenta en Twitter, en donde explicó que con esto se amplía la capacidad instalada, pasando de 411 a 451 camas, es decir, un incremento de 40 (7 para pacientes Covid-19 y el resto para otras patologías). 

De acuerdo al último reporte emitido por el mandatario, la ocupación UCI en Córdoba está en 56,31%, de lo cual el 46,78% corresponde a pacientes COVID-19, y el 63,50% a pacientes de otros diagnósticos, muchos de ellos internados por lesiones derivadas de accidentes de tránsito. 

Benítez detalló también que en Montería hay 64 camas disponibles, en Lorica 10, en Sahagún 10 y en Cereté 7.