Tras la llegada a Córdoba del cargamento de 6.243 vacunas de Sinovac, el gobernador Orlando Benítez informó que 2.962 de estas dosis, se utilizarán para comenzar la inmunización del personal de salud en la primera línea de atención contra la COVID-19, que opera en los municipios Cereté, Sahagún y Lorica. 

El mandatario indicó que estos municipios son los que tienen hospitales con Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), por lo que fueron seleccionados de acuerdo a los lineamientos del Plan Nacional de Vacunación, establecido por el Ministerio de Salud. 

Por otra parte, explicó que el número y distribución de las dosis será establecido en una mesa técnica que hará la Secretaría de Salud departamental, junto a la Procuraduría Regional, la Personería, la Contraloría, y las direcciones locales de salud de los municipios. 

Las 3.281 dosis restantes serán aplicadas a mayores de 80 años, en distintas casas de atención al adulto mayor que hay en el departamento.