Una grave denuncia realizan desde Tierralta, específicamente desde el barrio 20 de Julio, donde sus habitantes aseguran que en lo que va del año unos 10 animales, entre perros y gatos, han perdido la vida al ser presuntamente envenenados.

Aseguran que la mayoría de los casos se han presentado con animales que se encuentran en sus casas. Los moradores presumen que grupos vandálicos durante las noches salen a robar y para evitar el ruido de los animales los envenenan.

Ante esta situación, los ciudadanos hacen un llamado a las autoridades competentes para que investiguen estés hechos que causan preocupación en la zona.

Como se recordará, durante el 2029 varias denuncias de este tipo se registraron en el municipio de Montería, donde también aseguraban que delincuentes mataban a los perros para ingresar a robar a las viviendas.

Otra de las teorías que manejaban varios vecinos de las zonas donde se cometían los hechos era que estaban implementando la magia negra a través del sacrificio de los perros y los gatos.