Empleados de Cerro Matoso y miembros de las comunidades rurales vecinas al proyecto “Aprovechamiento de recursos minerales en los cerros Queresas y Porvenir” de Punta Verde, El Almendro, El Guayabo, Marañonal, Medio Rancho y
Guarica, adelantaron los monitoreos ambientales necesarios para dar respuesta a los requerimientos de información adicional realizados por la Agencia Nacional de Licencias Ambientales, ANLA, al Estudio de Impacto Ambiental del proyecto, acogiendo los protocolos de bioseguridad.

La profesional HSE que lideró este monitoreo, Jessica Paternina, expresó: “Realizar esta actividad en el marco de la pandemia por COVID-19 fue un gran reto. Teníamos que trabajar bajo condiciones que son diferentes a nuestra operación. Sin embargo, salió a relucir la capacidad adaptativa que nos caracteriza, logrando esta labor bajo los estándares de calidad de Cerro Matoso. Gracias al equipo de trabajo por su profesionalismo y compromiso. Esperamos que todos los esfuerzos se vean reflejados en excelentes resultados”.

Jorge Simanca, miembro de la comunidad Afrodescendiente de Medio Rancho, afirmó: En todo este trabajo logré aprender mucho puesto que me dedicaba a la medición de los árboles y a la recolección de muestras. Además, me encuentro agradecido con la empresa Cerro Matoso porque durante la pandemia pude tener trabajo y en especial laborar en este proyecto. Trabajamos bajo medidas de prevención para nuestro cuidado.

Asimismo, Deivi Guevara, de la Junta de Acción Comunal del corregimiento Marañonal, manifestó: Esta experiencia fue muy buena, debido a que durante todo el trabajo de monitoreo estuvimos laborando bajo protocolos de bioseguridad para prevenir la transmisión del Coronavirus, estas estrategias implementadas por Cerro Matoso son muy buenas porque tiene en cuenta nuestra salud. Durante la experiencia estuve realizando monitoreos a los árboles y esto me enseñó muchas características que no conocía sobre ellos, aprendí mucho durante los 20 días del proyecto.