La polémica por la propuesta de trasladar el peaje La Caimanera de Sucre a Córdoba, pica y se extiende. Este jueves, 1 de abril, el gobernador de Sucre, Hector Olimpo, envió una carta a su homólogo cordobés, Orlando Benítez, planteando las razones que motivan a su administración a pedir que este se elimine de la vía que conecta a Tolú con Coveñas.

En su comunicado, o

Olimpo le explica a Benítez que dicho peaje se ha convertido en un muro de Berlín que ha divido a dos comunidades que en otrora fueron una, y le plantea todos las consecuencias negativas que se han visto en temas de economía y turismo, por lo que lo invitó a sentarse en un mesa de diálogo que dé vía libre a encontrar soluciones que no afecten a ninguno de los dos territorios.

Ante esto, el mandarario cordobés le respondió diciendo que está dispuesto a sentarse en ese mesa, siempre y cuando la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) esté dispuesta a abrir una discusión sobre el resto de los peajes con los que Córdoba ha sido sitiado (5 de los ocho que componen la ruta Antioquia-Bolívar).

Benítez le dejó claro que siempre le han preocupado los problemas de los sucreños, porque son muchos los familiares y amigos que allí residen, pero también su labor es cuidar los intereses de los cordobeses y evitar que las fallas financieras se carguen a sus bolsillos.

«No debemos pensar en trasladar el problema a otro punto, sino resolverlo», precisó.