En el municipio de Tierralta, los campesinos del Alto Sinú, específicamente los habitantes del perímetro de la hidroeléctrica Urrá, realizaron este domingo una movilización pacífica a modo de protesta por los acuerdos incumplidos por parte de la empresa y el Gobierno Nacional.

Una de las peticiones prioritarias que hacen los manifestantes es la vía Chivogadó al corregimiento de Crucito. La movilización inició a las 700 de la mañana y tuvo fin a las 10:00 A.M. en el tramo de funcionarios adscritos al Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) sobre la vía a Urrá.

Los campesinos del sector manifiestan que ellos tenían esta vía antes de que se construyera la hidroeléctrica, además aseguran que el transporte fluvial es muy complejo para ellos poder sacar y comerciar los productos del campo, debido a que la poca ganancia se queda en el pago de viáticos.

Hoy precisamente se cumplen 15 días desde que inició la protesta campesina en Tierralta para ser escuchados y se lleguen a los acuerdos que beneficien a las comunidades de la región.