Este miércoles, 10 de febrero, un grupo de campesinos se apostó frente a la sede del Banco Agrario en el municipio de Tierralta para denunciar que el Gobierno Nacional está incumpliendo los pagos que deben girarse a su nombre por formar parte del Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos Ilícitos (PNIS).

José Cogollo Acevedo, presidente de la Asociación Campesina para el desarrollo del Alto Sinú (Asodecas), conversó en EXCLUSIVA con La Piragua y señaló que 600 campesinos están siendo afectados pues explica que desde el pasado 3 de febrero les suspendieron los recursos y a la fecha no han tenido información sobre el retorno de los pagos.

Explica que lo estipulado es que cada tres meses reciben 2 millones de pesos aunque indica que se viene haciendo el pago por el mismo monto cada 6 meses. Cabe resaltar que la entidad responsable del pago a los beneficiarios es el Ministerio del Interior a través del Banco Agrario. 

Esperan respuesta del coordinador programa a nivel nacional pero advierten que continuarán las acciones de protesta hasta tanto tengan respuesta a sus requerimientos.