En las últimas horas el candidato a Gobernador de Córdoba Carlos Gómez Espitia, continuando con su recorrido por cada rincón de Córdoba, visitó un grupo de barrios de la capital cordobesa y ratificó su compromiso de hacer una administración departamental amiga de Montería, para que esta ciudad siga por el camino del progreso que inició hace 12 años.

De nuevo, en su recorrido, el cariño y la confianza que en él tienen los monterianos fueron evidentes. 

La recuperación del Hospital San Jerónimo, el tercer puente sobre el río Sinú, 50 kilómetros de pavimento y reforzar la seguridad hacen parte de los compromisos generales del candidato con Montería; además tiene compromisos específicos con varios sectores y comunas en acción conjunta con el candidato a la Alcaldía Salin Ghisays. 

Está vez el recorrido inició en el barrio Mocarí, donde compartió con sus habitantes de manera amena.

«Queremos que Montería siga imparable y que Córdoba logre el desarrollo que tanto necesita, en Mocarí ese fue el mensaje que le dejamos a sus habitantes, a quienes invitamos a que hagan parte de este cambio; allí nos encontramos con personas emprendedoras como Bernardo Páez y Eloy Vila, hombres que por muchos años se han dedicado a la producción de bollos de maíz. En nuestra administración los apoyaremos con capital semilla para que puedan hacer crecer sus negocios», indicó Carlos Gómez Espitia. 

«Pensando en la salud de todo este sector también construiremos un hospital de primer nivel entre Mocarí y Garzones, un proyecto que haremos realidad de la mano de nuestro futuro alcalde Salin. Igualmente, llevaremos la Ronda Norte hasta este barrio del norte de la capital para que puedan disfrutarla, así como también disfrutarán de la cancha que entregaremos totalmente reconstruida», reafirmó el candidato en medio de su recorrido.

Carlos Gómez, después, tuvo reuniones en los barrios Santafé, Sucre, Colón, El Prado y La Granja; en cada uno de ellos dialogó de cerca con cientos de monterianos ansiosos por sentir el respaldo de un Gobernador.

Publicidad política pagada