A esta hora del mediodía el gobernador del departamento de Córdoba, Orlando Benítez Mora, se encuentra reunido con los líderes indígenas desplazados de Tierralta para escuchar sus peticiones.

Minutos antes de que se entablara la mesa de diálogo el mandatario regional recorrió la plaza Bolívar y el parque Laureano Gómez, donde escuchó a los voceros de esta manifestación, quienes pidieron al mandatario que les brinde una mano amiga para buscarle solución al conflicto armado que, según los indígenas, está inmerso en sus territorios.

El gobernador luego de constatar la situación en la que están los protestantes en la intemperie, aseguró que los temas concernientes al departamento él los abordará de la mejor manera, pero otros de escala nacional se los hará saber al presidente Iván Duque, con quién servirá de puente para buscar una solución a este grave problema.

Como se recordará, los indígenas llevan dos semanas en la capital de Córdoba, tras declararse desplazados por la violencia que los azotas por parte de funcionarios del Ejército, según han denuciado en varias oportunidades.