El gobernador Orlando Benítez anunció este domingo, 31 de mayo, las nuevas medidas sanitarias que regirán en el departamento de Córdoba, desde este 1 de junio, para enfrentar la pandemia por la COVID-19, y una de ellas es la ampliación del toque de queda todos los fines de semana.

Benítez explicó que sábados, domingos y festivos la restricción de movilidad en todos los municipios del territorio, iniciará desde las 6:00 de la tarde e irá hasta las 5:00 de la mañana, esto con el objetivo de reducir la cantidad de gente en las calles y por tanto el riesgo de propagación y contagio del coronavirus.

Otra de las medidas anunciadas por el gobernador, fue el cambio en la modalidad del ‘Pico y Cédula’, el cual a partir de este lunes permitirá la salida de cuatro terminales por día (dos por la mañana y dos por la tarde) y no dos, como se hacía anteriormente.

La Gobernación recordó la importancia del uso obligatorio y correcto del tapabocas, del distanciamiento social al momento de hacer las compras estrictamente necesarias y de cumplir con todas las normas dispuestas para enfrentar la contingencia.