Alcalde de Chimá, José Banda, y secretario de Desarrollo y Planeación, Álvaro Humanes.

Con el objetivo de solucionar los problemas por falta de agua potable que padece buena parte de la zona rural del municipio de Chimá-Córdoba, el alcalde José Banda ha hecho un importante llamado tanto a la comunidad como a los miembros del Concejo municipal.

Banda explicó que el pasado 27 de mayo se presentó un proyecto de acuerdo a través del cual se le solicita al Concejo la aprobación de un cupo de endeudamiento con Findeter, por valor de 4 mil millones de pesos, el cual permita desarrollar un proyecto de acueducto para llevar el vital líquido a los corregimientos Arache y Sitio Viejo.

Al respecto el mandatario explicó que se ha conocido que en la sesión que se desarrollará este jueves, 3 de junio, a las 10:00 de la mañana, muchos de los cabildantes pretenden votar negativo, por lo que ha pedido el apoyo de la comunidad de los corregimientos antes mencionados y también el de los concejales.

“Comunidad digámosle a nuestros concejales, a los 11 concejales de este municipio, que votemos positivamente este gran proyecto, porque es una necesidad, el agua es una prioridad que tenemos y esta oportunidad no podemos dejarla pasar por alto”, manifestó.

Por otro lado el alcalde recalcó que con este proyecto que busca beneficiar a Arache y a Sitio Viejo, no significa que Corozalito y el resto de los corregimientos del sur, vayan a quedar excluidos. Indicó que “si Dios permite” el año próximo el agua potable llegará a todos.

“Debemos iniciar por algo, y yo creo que con dos corregimientos de los más grandes de nuestro municipio, es el momento para que iniciemos con este proyecto y solucionemos de manera definitiva esta gran necesidad y problemática que tenemos, que es el agua potable”, precisó.