El Fondo de Inversión Directa de Rusia anunció este lunes 3 de agosto que suministrarán el medicamento Avifavir, diseñado para los pacientes que padecen el nuevo coronavirus, a Argentina, Bolivia, Ecuador, Uruguay, Paraguay, Honduras y El Salvador.

Países como Colombia y Brasil que registran cifras altas en contagios y muertes no aparecen en el listado; Venezuela tampoco aparece en la lista pese a las relaciones que mantiene dicho país con el Gobierno de Nicolás Maduro.

El acuerdo con estos siete países latinoamericanos fue firmado el 29 de julio entre la compañía Kromis, perteneciente al RDIF, y el grupo JimRar, que creó el fármaco, y la compañía boliviana Sigma Corp S.R.L.

El documento prevé el suministro de 150.000 unidades de Avifavir. Además, la compañía boliviana recibirá la tecnología de la elaboración del medicamento, reseñó RT.

El 29 de mayo, el Avifavir recibió un certificado de registro del Ministerio de Salud de Rusia y se convirtió en el primer medicamento contra el SARS-CoV-2 en el mundo que contiene el ingrediente activo favipiravir. Actualmente el fármaco está incluido en la lista oficial de pautas para la prevención, diagnóstico y tratamiento del COVID-19 en el país.

El medicamento, según las autoridades rusas, demostró una alta eficiencia durante la primera etapa de los ensayos clínicos.

En los primeros cuatro días de tratamiento, 65% de los 40 pacientes que tomaron Avifavir dieron negativo en COVID-19 y para el décimo día el porcentaje de pacientes que dieron negativo aumentó a 90%.

El fabricante de Avifavir afirma que durante los ensayos clínicos el medicamento demostró su capacidad de interrumpir los mecanismos de replicación del nuevo coronavirus, aliviar los síntomas y reducir a la mitad el transcurso de la enfermedad en comparación con una terapia estándar.