Conoce la historia de Alan Garzón, un joven colombiano exiliado en Alemania que ‘se sucidó’

Luego de un mes de la desaparición de Alan Garzón, el joven antioqueño de 21 años que decidió autoexiliarse en Alemania tras ser amenazado de muerte por participar en marchas contra el terrorismo en 2019,  el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia informó a través de un corto comunicado que Alan había sido hallado sin vida por las autoridades alemanas, y se sostiene la teoría un posible suicidio.

La desaparición del joven fue reportada el pasado 23 de septiembre por sus familiares: “En relación con la situación del joven colombiano ALAN ANDRÉS GARZÓN RAMÍREZ, reportado como desaparecido desde el 23 de septiembre del presente año, el Consulado de Colombia en Berlín, se permite dar a conocer que fue informada el jueves 13 de octubre, por la Policía de la ciudad de Hannover, estado federado de Baja Sajonia, sobre el hallazgo del cuerpo sin vida de Alan Andrés Garzón Ramírez, identificado plenamente por el servicio forense de la Policía de la citada ciudad”, comunicó la Cancillería.

Según los reportes de prensa de Hannover, en la noche de ese 23 de septiembre Alan sería visto por última vez por sus amigos, con quienes había salido de fiesta. Sin embargo, una amiga del joven le aseguró a su familia que, cinco días después de su supuesta desaparición, se había topado con él en el metro y, de acuerdo con su versión, “le demostró que estaba bien anímicamente”.

La joven intentó que la Policía buscara en las cámaras de seguridad del metro para corroborar su versión pero se negaron. Posterior al anuncio de la Cancillería, medios internacionales revelaron que el joven, oriundo de la ciudad de Medellín, fue hallado el 11 de octubre por un grupo de recolectores de hongos, quienes se toparon con su cuerpo sin vida en medio del bosque de Mecklenheider, ubicado en el distrito de Nordhafen. 

De acuerdo con las primeras indagaciones de las autoridades alemanas, el antioqueño falleció el 25 de septiembre, dos días después de su desaparición, por consiguiente, su cuerpo sin vida estuvo a la intemperie por casi un mes. Asimismo, se sostiene que Alan se habría quitado la vida, sin embargo, la hipótesis no termina de convencer a sus allegados pues nunca manifestó sentirse tan mal al punto de querer suicidarse: “Nos dijeron que fue suicidio, entonces nosotros queremos ver esas pruebas, de que si haya sido suicidio. Que nos muestren las fotos para reconocer el cadáver, para nosotros poder aclarar lo que nos tiene tan angustiados”, indicó la prima de Alan. 

A ello, la familia le suma que las autoridades alemanas cerraron el caso de la muerte del joven rápidamente ante “la ausencia de factores externos que pudieran haber contribuido al deceso”, informó en ese entonces la Cancillería colombiana.

“Todavía no creemos que ‘el Niño’ se haya quitado la vida porque él era muy alegre, y tenía muchas ganas de irse para ayudarnos y para salir adelante. Él tuvo que irse a buscar un futuro y vea lo que se encontró”, lamentó la familia de Garzón. A la fecha, se desconocen las causas de muerte del joven y la familia de Alan exige respuestas al gobierno alemán y colombiano.