Encaminando sus propuestas en pro del medioambiente, el representante antioqueño Juan Fernando Espinal y la senadora Paola Holguín, ambos del Centro Democrático, plantearon la posibilidad de que quienes se dediquen a destruir, inutilizar o desaparecer cualquier recurso natural, puedan ser penados con desde cuatro hasta nueve años de cárcel.

Las medidas se encuentran contempladas en un proyecto de ley que además adiciona a los implicados en estos hechos, multas que oscilan entre los 133,33 y 15.000 salarios mínimos mensuales legales vigentes.

Le puede interesar: Bajo Cauca asediada por la guerra entre bandas: Reportan otros 100 desplazados

Las sanciones se incrementarían de la tercera parte a la mitad cuando se trate de tala ilegal de bosque natural, de afectación a los ecosistemas naturales calificados como estratégicos y de daños por acción u omisión de quienes ejercen funciones de control y vigilancia.

En entrevista con el diario bogotano El Nuevo Siglo, Espinal indicó que “el proyecto de ley modifica el tipo penal de los delitos a los recursos naturales y lo que hacemos es aumentar hasta la mitad de la pena, dirigido para las personas naturales que atenten contra el bosque natural”.