La muerte del joven Dilan Mauricio Cruz, de 18 años de edad, quien fue asesinado con un proyectil presuntamente lanzado por un funcionario del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), comienza a caldear a algunos congresistas que alzan sus voces y desde ya piden que desmonten el Esmad, debido a los múltiples señalamientos de represión contra los manifestantes.

Uno de los congresista que se une a la petición es Wilmer Leal, del partido Alianza Verde, quien recomendó al Comité del Paro Nacional a que incluya este punto en la agenda de llegar a retomar el diálogo con el Gobierno que debe ser conocedor del “uso desmedido de la fuerza” que hacen sus funcionarios durante las protestas, denunció el representante a la Cámara.

Leal sostiene que parte de la culpa de la actuación del Esmad es culpa del Gobierno Nacional que, desde su punto de vista, debe entender  “que a través del diálogo se solucionan los problemas que hoy vive nuestro país y no a través del uso de la fuerza”.

Lea Tambien: Marta Lucía Ramírez lamenta que las centrales obreras convoquen un nuevo paro nacional

Antes del pronunciamiento del congresista, ya habían hecho la misma petición ante Duque los padres de Dilan, quien debió recibir su título de bachiller ayer (lunes 25 de noviembre) fecha en la que falleció en horas de la noche en el Hospital San Ignacio, producto del daño neurológico que sufrió.

Como se recordará, esta no es la primera vez que piden el desmonte de este organismo de seguridad.  En medio de la firma del Acuerdo de Paz, desde el Congreso, insistieron en el desmonte del Esmad para la contención de la protesta social, advirtiendo que no sería coherente terminar la guerra y promover “batallas campales” entre Fuerza Pública y manifestantes.