A través de un proceso formativo, desarrollado en el año 2015 por el Ministerio de Justicia y del Derecho, con el apoyo de USAID, habitantes de los municipios de Montelíbano, Puerto Libertador y San José de Uré, en el sur de Córdoba, fueron formados como conciliadores en equidad, para fortalecer la respuesta del sistema judicial colombiano de una forma rápida, cercana y gratuita. 

En 2019, a través del proyecto “Fortalecimiento de los procesos de conciliación en equidad en Córdoba” que se realizó con el apoyo del programa Justicia para una Paz Sostenible de USAID, el ministerio de Justicia y del Derecho, en un trabajo articulado con la fundación Liborio Mejía, se capacitó durante 4 meses a 35  conciliadores en equidad.

Este proceso formativo integró temas como: Formación humanista, que afianza los conocimientos y habilidades para legitimar su posición e identidad como conciliadores; Ejes temáticos, para el acceso a la justicia, ubicación de la conciliación en el marco del sistema jurídico colombiano, potencialidades para aprovechar la oferta institucional, dirimir conflictos y acompañar a los conciliadores en el desarrollo de su actividad; y por último, Mecanismos alternativos de solución de conflictos, para afianzar conocimientos como la mediación, la amigable composición y el arbitraje.

Deivy Alejandra Pulgarín, conciliadora en equidad de San José de Uré, fue certificada en la ceremonia de graduación, realizada en Montelíbano. Ella ha entendido su papel como un trabajo social y ha dejado claro la necesidad que tienen los conciliadores de no ser olvidados, y de la importancia de contar con programas que impulsen esta figura en el sur de Córdoba.

 “Lo más importante para nosotros, además del fortalecimiento, es que no se olviden de la figura, ya que es una parte esencial del engranaje. Yo creo que cuando se hacen esta clase de actualizaciones y fortalecimientos, nos demuestran que no estamos solos, que no es un proceso aislado y a la vez nuestras capacidades son aumentadas y mejoradas”, manifestó Pulgarín.

Los conciliadores esperan la continuidad del apoyo de los sistemas locales de justicia y de la institucionalidad local para desempeñar su labor con garantías y aumentar la participación ciudadana en los espacios de conciliación.

Jorge Eliecer López, secretario del Interior y Participación Ciudadana del municipio de Montelíbano, habló sobre la necesidad de que las administraciones puedan publicitar y divulgar el servicio que prestan los conciliadores en equidad, y de esta forma la comunidad acuda a resolver los conflictos que puedan presentarse. “Es necesario que las comunidades confíen en estos talentos humanos que se han capacitado, precisamente para ayudarlos en la solución de sus conflictos en cada uno de los municipios que participaron de este proceso”, dijo.

La ceremonia de certificación contó con la presencia de María Mercedes García, directora de la Fundación Liborio Mejía, una entidad creada en el 2008 y que tiene como objetivo promover la paz, la convivencia, el acceso a la justicia y la participación de los colombianos, a través del uso e implementación de Mecanismos Alternativos de Solución de Conflictos (MASC). En su intervención, la directora agradeció y felicitó a los conciliadores por su valentía, y por hacer parte de este grupo de personas que deciden aportar a la paz del país.