Empresas Públicas de Medellín anunció una millonaria demanda civil por 9.9 billones de pesos contra los constructores, diseñadores, interventores y aseguradores del proyecto de Hidroituango, por los retrasos en la obra.

De acuerdo con Daniel Quintero Calle, alcalde de Medellín, el proceso fue puesto en conocimiento de la Procuraduría General de la Nación, la Contraloría General y la Oficina de Defensa del Estado e involucra a los Consorcio Generación Ituango y Consorcio CCC Ituango conformado por Construco y Comercio Camargo Correa S.A., Conconcreto y Coninsa Ramón H., entre otros.

 “Los culpables de los sobrecostos deben asumir esos costos y no los ciudadanos a través de los servicios públicos”, señaló Quintero en una breve declaración de prensa desde Medellín.

Por su parte, Álvaro Guillermo Rendón, gerente de EPM, indicó que entre otras razones que se tienen en cuenta “todos los aspectos y los retrasos en la operación comercial que han llevado afectaciones a la compañía y a las comunidades afectadas desde 2018”, el colapso de la galería auxiliar de desviación y llevar a un manejo sin precedentes de la contingencia.

Cabe señalar que las exigencias de EPM en este litigio se constituye como la suma más alta demandada por una entidad pública en la historia de Colombia.

El desarrollo del proyecto Hidroituango en Antioquia, que ha generado millonarios sobrecostos, está lejos de terminar. Al menos, no se ve fin a los procesos en los estrados judiciales.