Con éxito se llevó a cabo, por primera vez, el Consejo Nacional de Discapacidad en el Gobierno del Cambio

El día de hoy, en el salón Alejandría de la Vicepresidencia de la República, se instaló la sesión LXXIV ordinaria del Consejo Nacional de Discapacidad. La jornada que fue presidida por la alta mandataria, Francia Márquez Mina, en acompañamiento de la Directora para la Democracia, la Participación y la Acción Comunal del ministerio del Interior, Judith Salazar, con la presencia de la representante de las organizaciones de las personas con discapacidad física, María Eugenia Escobar; la representante de organizaciones de padres de familia de personas con discapacidad cognitiva o intelectual, Adriana Marcela Vallejo; el representante de organizaciones de personas con discapacidad auditiva, José Antonio Leal; el representante de organizaciones de personas jurídicas, Alcibiades Serrato Rayo; el representante de organizaciones de personas con sordoceguera, Samuel Ferney Valencia; el representante de organizaciones de personas con discapacidad visual, Jorge Enrique Muñoz y representantes de las organizaciones civiles, instituciones estatales y academia, que conforman el Consejo Nacional de Discapacidad.

La Vicepresidenta Francia Márquez Mina, quien asumió la tarea no sólo de visibilizar las opresiones que vive esta población, sino la responsabilidad de hacer que las personas con discapacidad vivan en dignidad, manifestó durante la jornada que, en este Consejo se busca fomentar la participación de esta población, para que sean ellos, lo que pongan las líneas, propuestas, proyectos, que permitan avanzar hacia una construcción colectiva, que garantice los derechos de todas las personas con discapacidad.

Durante la jornada, la alta mandataria indicó que como bien se sabe, se han emitido varias leyes en el país, a la luz de la convención de Naciones Unidas sobre personas con discapacidad, que hacen parte del ordenamiento nacional y que, a su vez, deben tener una adecuación institucional, que implica una adopción de leyes, de mecanismos, de programas, proyectos y presupuestos específicos para poder garantizar los derechos de las personas con discapacidad. Manifestó también, que se acaba de firmar y acompañar una resolución de Naciones Unidas, para el reconocimiento de las personas cuidadoras. 

“Eso es muy importante, es la primera acción que hemos podido realizar en lo que va corrido de este año en relación con las personas con discapacidad,” dijo la vicepresidenta.

Asimismo, detalló que el presupuesto que tenía la consejería como ente rector de la política de discapacidad, era de setecientos millones de pesos, “¿Mi pregunta es si con setecientos millones de pesos le vamos a devolver la dignidad a las personas con discapacidad? Pues no. La única forma de poder avanzar, en profundizar las garantías de los derechos de esta población se llama presupuesto, necesitamos tener medidores presupuestales que definan con claridad las políticas, los programas, los proyectos de manera concreta, si no hay presupuesto no hay nada”, expresó.

En ese mismo sentido, la vicepresidenta reiteró la importancia de los Diálogos Regionales Vinculantes, donde se tomó la decisión de incluir mesas específicas de la población con discapacidad, LGBTIQ+, mujeres, “En estos espacios de participación y de construcción, he podido escuchar las voces de manera directa, sus solicitudes, sueños, esperanzas y aspiraciones