colombiano en china
Se trata del caleño Néstor Julián Vélez Grisales, quien estudia en China desde hace tres años

El joven afirma que la situación en el país no es tan caótica y que “el mundo no se va a acabar”


A pesar de que a muchos puede sorprenderle la decisión tomada por el caleño Néstor Julián Vélez Grisales, uno de los colombianos que vive en Wuhan y el único que decidió no regresar al país, el joven de 20 años de edad argumenta que tomó la decisión como «un aporte responsable para evitar la propagación del virus».

Vélez Grisales, quien es estudiante de Negocios Internacionales en la Universidad de Económicas y Derecho de Zhongnan desde hace tres años, habló con medios de comunicación sobre las razones de su decisión y la situación en la ciudad epicentro del brote.

Al respecto, aseguró que quiere ser solidario con el Gobierno chino, que le ha brindado todo el acompañamiento posible, así como evitar que, si está infectado con el virus y no lo sabe, pueda contagiar a alguien en Colombia.

«Volveré cuando me gradúe. Aquí me siento bien y pienso que puede haber más riesgo llegando a un país en el que el sistema de salud no está capacitado para atendernos. Si la recomendación aquí es no salir, pues eso es lo que se debe hacer y máximo cuando se percibe que todo está bajo control. Me siento seguro», manifestó el joven.

Destacó que la embajada de Colombia en China les ha brindado continuo apoyo e información.

El joven afirma que la situación en el país no es tan caótica y que se ha exagerado en algunos países de occidente por lo que considera que se debe tratar con responsabilidad para no generar pánico o xenofobia.