El mapa de la peligrosidad en el mundo en 2019, realizado a partir de las recomendaciones de viaje del Ministerio de Asuntos Exteriores de España, situó a colombia en “extrema precaución”, junto a otros 26 países, en un grupo de naciones a evitar.

El país quedó en el grupo marrón, el tercero en la escala de peligrosidad, al cual “se aconseja viajar con extrema precaución y abstenerse de hacer por determinadas zonas”.

Máximo peligro

-Negro: “Se desaconseja el viaje bajo cualquier circunstancia”. Nueve países.

Los países que encabezan la lista de máximo peligro según el Ministerio de Asuntos Exteriores español son los del bloque ‘negro’. En el grupo hay nueve países: Siria, Afganistán, Yemen, Libia, República Centroafricana, Somalia, Eritrea, Sudán del Sur y Papúa Nueva Guinea.

-Rojo: “Se desaconseja a no ser por extrema necesidad”. 16 países.

Bolivia es el país que ha vivido un mayor deterioro de su seguridad debido a la reciente inestabilidad política. La misma recomendación que desde hace dos años vive Venezuela, ya instalada en el riesgo. Los otros países con nivel rojo, aquellos que Exteriores desaconseja el viaje salvo por razones de extrema necesidad, son: Bangladés, Liberia, Haití, Irak, Pakistán, Corea del Norte, Egipto, Nigeria, Níger, República Democrática del Congo, Mali, Chad, Burkina Faso y Burundi.

Con zonas a evitar

-Marrón: “Se recomienda viajar con extrema precaución y abstenerse de hacerlo por determinadas zonas”. 26 países.

Colombia, Nicaragua, Guatemala, Honduras y El Salvador son los países americanos que forman parte del nivel de extrema precaución y con zonas a evitar. También los países africanos Kenia, Camerún, República del Congo y Sudáfrica; los asiáticos Indonesia y Tailandia. Asimismo Israel,  los territorios palestinos, Turquía, Argelia, Mozambique y Togo.

Naranja: “Se recomienda viajar con precaución y abstenerse de hacerlo por determinadas zonas”. 54 países.

La peligrosidad se restringe a zonas concretas y no a todo el país. Así, por ejemplo, Japón está por su riesgo sísmico, Corea del Sur por su frontera con el régimen de Pyongyang, y Rusia por su agitado Cáucaso.

Los gigantes China e India forman parte del nivel. La mayoría de los 54 miembros de la lista, no obstante, están ahí por la criminalidad en determinadas áreas. Así ocurre con países de Iberoamérica como Brasil, México, Perú y Ecuador. También hay estados europeos: Serbia, Chipre, Armenia y Georgia. La lista ha aumentado respecto al año pasado, cuando eran 51, puesto que ha habido más incorporaciones por empeorar su situación, como Bahamas, que salidas por mejoras de su seguridad.

Precaución

-Ámbar: “Se recomienda extremar la precaución durante el viaje”. Nueve países.

Argentina ha pasado este año a formar parte de este nivel por el aumento de la inseguridad. A diferencia del nivel anterior, no incluye zonas a evitar, pero la precaución extrema es generalizada en todo el país, principalmente por la criminalidad. La lista está formada por nueve países, principalmente africanos, como Madagascar o Ghana. Aunque también hay asiáticos como Malasia. Entran en este nivel Sri Lanka y Guinea-Bissau tras reducir su riesgo.

-Amarillo: “Se recomienda viajar con precaución”. 42 países.

Países con delincuencia alta sin ser alarmante. África tiene aquí su suelo, con países como Marruecos o Guinea Ecuatorial. También Iberoamérica, con Chile, Uruguay, Bolivia, Cuba, República Dominicana y Costa Rica

Sin restricciones

-Azul: “No hay restricciones específicas relativas a viajes a este país”. 42 países.

Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Samoa y 35 países europeos (menos algunos balcánicos) forman el grupo con menor riesgo. Taiwán y Singapur son los únicos países asiáticos en un rango sin representantes africanos ni iberoamericanos. Singapur es única incorporación este año en una lista que no había variado desde 2016.

Cabe mencionar, que el análisis de la cancillería española establece una relación, país por país, de recomendaciones de viaje antes de salir al extranjero. Estos consejos son actualizados de forma continua en función de los acontecimientos.