A 11 años de prisión fue condenado Rodolfo Galvis Navarro, alias Venado, luego de que la Fiscalía Seccional Sucre logró comprobar su participación en los delitos de extorsión y concierto para delinquir.

El ente investigador evidenció que alias Venado estuvo al mando del bloque Francisco Mórelo Peñata, perteneciente a la estructura delincuencial de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, Clan del Golfo o los Urabeños, que opera en los municipios sucreños de Guaranda, Majagual, Sucre y San Marcos, y en algunos municipios de Córdoba, Bolívar y Antioquia.

Ante la investigación, el ente acusador tuvo argumentos para demostrar que alias Venado, de 30 años, quien está recluido actualmente en la cárcel La Picota de Bogotá llevaba cinco años en este grupo armado y había pasado por todos los roles, por lo que conocía perfectamente el funcionamiento de la organización.

Luego de su captura que se dio en marzo del 2019, se estableció que, en la zona de la Mojana Sucreña, en donde tenía injerencia, ordenaba extorsiones, homicidios selectivos y tenía conocimiento del tráfico de estupefacientes.