Foto: ilustrativa.

El material probatorio presentado por la Fiscalía General de la Nación permitió al Juzgado 4 Especializado de Cali (Valle del Cauca), con funciones de conocimiento, emitir  fallo condenatorio en contra de seis integrantes de la banda delictiva Los Caleteros, dedicada al tráfico de estupefacientes bajo la modalidad de narcobuses turísticos, los cuales salían desde esa ciudad en Colombia hacia otros países de Suramérica.   

El ente acusador logró demostrar en juicio oral que Jaime Alejandro Velasco Carvajal, Jhon Ferrey Libreros, Harold Libreros Gutiérrez, William James Ortiz, Héctor Fabio Castillo y Stiven Balanta Mina fueron los responsables del envío de sustancias estupefacientes camufladas en los buses turísticos.   

La Fiscalía pudo establecer que los automotores eran acondicionados en talleres mecánicos de la capital vallecaucana, donde cargaban los narcóticos y la banda posteriormente organizaba los viajes con supuestos fines turísticos para distraer la atención de las autoridades. 

Los hechos están relacionados con lo ocurrido en abril de 2017, cuando un bus que fue acondicionado para transportar 638 kilos de marihuana, se accidentó en Tulcán (Ecuador). En ese accidente fallecieron varias personas que fueron captadas para un aparente viaje turístico. 

Los hoy sentenciados fueron capturados y judicializados en octubre de 2018 y el juez los condenó por los delitos de concierto para delinquir agravado y fabricación, tráfico o porte de estupefacientes para los 5 primeros. Entretanto, por concierto para delinquir agravado fue condenado Stiven Balanta Mina. 

Por los mismos hechos, fueron condenados por preacuerdo con la Fiscalía, en el año 2019: Yuri Marcela Ramírez Restrepo, a quien le otorgaron la libertad condicional; Uriel Arenas Ordóñez y Leonardo Arias Muñoz. Las sentencias para estas tres personas fueron entre 43 y 73 meses de prisión. 

En los próximos días, el Juzgado 4 Especializado fijará la fecha de lectura de sentencia en la que dará a conocer el monto de la pena que deberán purgar los procesados.