La tensión por las manifestaciones que han terminado en hechos violentos sigue latente en la capital del Valle del Cauca y otros municipios de esa región.

Durante la noche del jueves y lo que ha transcurrido de este viernes se han mantenido los enfrentamientos entre la ciudadanía y miembros del Esmad, quienes intentan reabrir el paso en las avenidas que llevan días cerradas en el marco del paro nacional.

A través de videos se observan los grandes desmanes en donde han acabado con bienes públicos como plazas y hasta peajes.

En otro material audiovisual también se evidencia el desespero de la gente, quienes en los barrios se encuentran ahogadas productos de las bombas lacrimógenas que son usadas por la fuerza pública para dispersar a las personas.

En un vídeo se aprecia a una mujer como se le arrodilla a un funcionario del Esmad para pedirle que se marchen del barrio Aires, donde los lugareños han vivido un verdadero caos con el ruido de las detonaciones y los gases.

Mientras la mujer se arrodilla se escucha otra fémina suplicar que se retiren porque hay niños que están sufriendo.

Cómo se recordará, desde el Gobierno emitieron la orden de abrir el paso en las carreteras para que los camiones con alimentos y buses puedan llegar a sus destinos.