Tras los hechos de violencia y muertes que se han registrado este viernes, 28 de mayo, en el Valle del Cauca, específicamente en la ciudad de Cali, salió al frente la gobernadora Clara Luz Roldán González, quien ordenó ley seca y toque de queda a partir de las 7:00 de la noche hasta las 5:00 de la mañana del sábado.

La mandataria departamental indicó en su cuenta en la red social Twitter, @ClaraLuzRoldan, que la decisión es tomada “debido a la desbordada situación del orden público”, por lo que busca “preservar la salud, la vida y la seguridad de los vallecaucanos”.

Ante el anunció de la gobernadora se pronunció nuevamente el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, quien indicó que se apega a la medida y en la capital también regirán las mismas medidas con el mismo horario.

Ospina a tempranas horas confirmó la muerte de tres personas en el sector La Luna: entre las víctimas hay dos jóvenes y un presunto funcionario de la Fiscalía.

Los reportes que dan medios nacionales y lo que indican los ciudadanos en las redes sociales dan cuenta que el funcionario público habría disparado a los jóvenes y los manifestantes indignados tomaron la justicia en sus manos.

En videos se observa como golpean al posible funcionario hasta dejarlo sin vida. El caso ha causado impacto en el país.

Se espera que en las próximas horas las autoridades de la Fiscalía emitan un comunicado donde detallen lo que ocurrió exactamente en este caso que cobra la vida de tres personas.

El alcalde de Cali adelantó que el accionar de las muertes se debió a un enfrentamiento originado entre los que cierran las vías y los que pretenden pasar.