Cali ha sido una de las ciudades de Colombia en donde más se han dado alteraciones del orden público en el marco de las protestas contra la reforma tributaria. Es por eso que el Ministerio de Defensa instaló un consejo de seguridad que se mantendrá hasta restablecer la tranquilidad.

El ministro Diego Molano indicó que los hechos vandálicos registrados en los últimos días, que van desde saqueos hasta ataques a espacios públicos y privados, y atentados contra funcionarios, han sido premeditados por «organizaciones criminales».

Hasta el momento hay 23 procesos investigativos y se ha anunciado una recompensa de 50 millones de pesos, para dar con la ubicación de la totalidad de los responsables.

La remuneración para quien aporte información ha sido distribuida de la siguiente manera: $20 millones por los miembros del cartel que orquestó el vandalismo, $20 millones por responsable del ataque al patrullero Gabriel Padilla, apuñalado en Yumbo, y 10 millones para los autores materiales de saqueos y destrozos.

El pie de fuerza en la capital vallecauca se reforzó con más de 6 mil hombres de la Policía y del Ejército y además se desplegaron 60 motos para patrullaje y dos helicópteros para revisión aérea.