Foto: Canal 1.

Este domingo el nombre de Andrés Escobar estuvo muy comentado en redes sociales, pues es la identidad del civil al que se le vio supuestamente disparando con el presunto beneplácito de las autoridades, durante disturbios ocurridos en Cali el pasado viernes, 28 de abril, jornada que dejó como saldo 13 muertos. 

Se trata de un empresario residente del barrio Ciudad Jardín, de esta ciudad, ampliamente conocido por su vinculación laboral con varias figuras públicas de la localidad, entre ellas deportistas, influenciadores y músicos. 

Los usuarios en redes sociales se fueron en contra suya y le atribuyeron adjetivos calificativos como “asesino” y “paraco”, señalándolo de propiciar la violencia en la capital vallecaucana. 

Tras toda la polémica generada y de incluso recibir amenazas, Escobar habló públicamente y dijo que lo que se vio en las imágenes que circularon masivamente en Internet, tiene que ver con un grupo que conformaron los civiles para proteger a la comuna 22 “de los vándalos”. 

Este joven, quien ofreció disculpas a través de una entrevista con la Revista Semana, aseguró que no eran manifestantes los que estaban bloqueando la calle, sino vándalos que tenían la intención de causar destrozos y quemar establecimientos, por lo que creyó necesario usar su arma -que explicó no es letal sino de fogueo- son la intención de dispersarlos. 

Además dijo que ha sido objeto de injurias y calumnias, tanto él, como su familia, amigos y allegados, por lo que anunció que ejercerá acciones legales contra varias de las personas que lo difamaron, en específico en contra de un youtuber llamado ‘Beto’ Coral.

“Soy una persona de bien, trabajadora, pago impuesto, aporto a la sociedad con empleos, hago social, soy una persona comprometida con mi ciudad, yo amo Cali”, precisó, y destacó que en el lugar donde él estaba no hubo heridos, ni muertos.