En medio de su duelo, la madre de Nicolás Guerrero, joven asesinado la noche de este domingo en Cali durante una protesta, habló de cómo se enteró de la muerte e su hijo y de lo desgarrador que ha sido para ella el suceso.

La mujer explicó que el muchacho de 21 años había asistido a la convocatoria de la denominada «resistencia», para participar en una velatón para orar por la memoria de los caídos durante las marchas delos últimos días.

Sin embargo, la calma se esfumó de su mente cuando comenzó a recibir llamadas de personas que le decían que habían visto en un transmisión en vivo vía Instagram, el ataque contra un joven que tenía tatuajes similares a los de su hijo, y al cabo de unas horas le dieron la fatal noticia de que había muerto y que efectivamente se trataba de él.

La madre, al igual que los testigos, señala funcionarios del ESMAD, quienes presuntamente le dispararon al muchacho a la cabeza. Sin embargo, la Fiscalía está en investigación de los hechos.

“A mi hijo lo mataron vilmente cuando estaba corriendo y le propinaron un tiro en la frente. Él era una persona con muchos sueños y un artista que adoraba a su familia y a su hija de 8 años”, dijo la madre.

“Amaba esta ciudad y tenía pendiente un contrato con la Alcaldía, estaba contento porque iba ayudar a los jóvenes.  A él le encantaba el arte y no quería una ciudad destruida», comentaba la mujer.