En medio del recrudecimiento de la violencia en Cali, el alcalde Jorge Iván Ospina envió un mensaje a Michelle Bachelet, alta comisionada de la Organización de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, para que visite la ciudad y haga parte de la instalación de la comisión que se encargará de esclarecer los hechos de las últimas semanas. 

Este llamado del mandatario caleño se da luego de que la expresidente de Chile emitiera un comunicado en el que manifestó su preocupación por lo que ocurre en la capital vallecaucana y en Colombia en general. 

“Es esencial que todas las personas que presuntamente causaron lesiones o muerte, incluidos funcionarios del Estado, estén sujetas a investigaciones rápidas, efectivas, independientes, imparciales y transparentes, y que los responsables respondan ante la ley», se lee en un extracto del texto.

Ospina por su parte ha dicho que la ciudad a su cargo está pasando por el «momento más duro de su historia», sobre todo después de lo ocurrido en el sector La Luna, el pasado 28 de mayo, cuando durante disturbios, perdieron la vida al menos 13 personas. 


“El evento que se registró en la Luna fue una situación difícil porque se ve la decadencia del ser humano, todo es dramático observar un cadáver incinerado  y la muerte de los jóvenes. Nadie puede ser desaparecido, ni torturado, ni asesinado,  ni puede ser aprehendido sin tener un debido proceso. Necesitamos esclarecer todo lo ocurrido en Cali ”, dijo el mandatario.