El alcalde de la cuidad de Cali, Jorge Iván Ospina, se pronunció ante la violencia que se está desatada este viernes, 28 de mayo, y confirmó la muerte de tres personas durante las reyertas que se han presentado en el marco del paro nacional que hoy cumple un mes con constantes protestas en contra de las políticas del presidente Iván Duque.

El mandatario municipal, quien condenó los hechos, precisó que los tres decesos ocurrieron en el sector La Luna, donde el enfrentamiento entre los que cierran las vías y los que pretenden pasar fue el detonante para estas muertes.

“La reyerta ha traído esta situación alocada de muerte y dolor. No podemos permitirnos que estas circunstancias sigan ocurriendo en Cali.  No podemos caer en la tentación de la violencia y la muerte, por el contrario, justicia y diálogo son dos conceptos que deben estar operando y son complementarios”, dijo el gobernante.

Ante los escenarios violentos, Ospina dijo que es necesario  que la fuerza pública opere ante los hechos vandálico de sabotaje, de saqueo o de violencia. 

“Es imprescindible que la Policía lo desarrolle con todos los protocolos que demanda la institucionalidad colombiana”, manifestó.

A pesar de que la máxima autoridad de Cali confirmó estos hechos, medios nacionales como El País reseña que existe una cuarta víctima mortal, quien habría perdido la vida

en el sector de Poblado Campestre, vía Cali – Candelaria, tras una confrontación en el bloqueo realizado por manifestantes en el sector.

En los casos del sector La Luna los fallecidos son dos jóvenes y un presunto funcionario de la Fiscalía.

Aseguran en redes sociales que el trabajadores del ente judicial habría disparado a los jóvenes y con una furia evidenciada en videos, la gente tomó la justicia en sus manos hasta quitarle la vida.