Ante el incremento de la violencia que se viene presentando en Cali en el marco del paro nacional en contra la reforma tributaria, salió al paso en horas de la noche del viernes, 30 de abril, el alcalde de la referida ciudad, Jorge Iván Ospina, quien de manera contundente le pidió al presidente Iván Duque que desista de la idea de seguir en marcha con el proyecto que no ha sido visto con buenos ojos por la población colombiana.

El mandatario municipal, pese a los cambios que aseguró Duque tendría la propuesta de reforma, alzó su voz y le dijo «señor presidente, la reforma tributaria está muerta, no nos provoque más muerto, por favor retírela, se lo pido en nombre del pueblo caleño».

nace luego que en la capital del Valle se completaran tres días de intensas jornadas de protesta en la que se rechaza esta propuesta que pretende recaudar más de 25 billones de pesos.

Las protestas en Cali han dejado varios heridos y muertos tras enfrentamientos entre ciudadanos y la fuerza pública, confirmó el alcalde.

Daños millonarios en bienes públicos se han registrado en las manifestaciones que han estado marcadas por saqueos a comercios, daños y quemas a buses del sistema Mío y destrozos a entidades tanto públicas como privadas.

Ante este escenario, el ministro de Defensa, Diego Molano, ordenó el envío de escuadrones del Esmad para controlar la situación.

Sin embargo, los ciudadanos no han cesado en la portesta y pese a la presencia policial y al toque de queda implementado continúan en las calles.