Un nuevo enfrentamiento se registró entre manifestantes y funcionarios del Esmad durante la noche del sábado, 22 de mayo, dejando como resultado un funcionario policial herido de gravedad.

Se conoció que en medio de los actos vandálicos que de desarrollaban en el barrio La Estanca, el uniformado recibió una bomba molotov en la cabeza la cual explotó y le causó heridas de gravedad en el rostro.

El funcionario, identificado como Cristian Calderón, fue trasladado a un centro de salud de la zona donde lucha por su vida.

A través de videos que circulan en las redes sociales se observa como el casco del policía toma fuego, mientras que sus compañeros de armas intentan apagar las llamas.

Por este hecho se pronunció el presidente Iván Duque, quien rechazó lo sucedido y ofreció 30 millones de recompensa para quien aporte información sobre el paradero de los responsables de este acto repudiable.