En medio de la difícil situación por la que atraviesa Colombia desde hace ya casi un mes, los actos vandálicos son cada vez mayores en las principales ciudades del país. Este lunes, 24 de mayo, un autobús de la empresa Transmilenio, fue atacado e incendiado en Soacha. 


Los hechos ocurrieron específicamente en la estación Terreros, lo que además del pánico y la alteración del orden público, produjo la interrupción del servicio en la ruta G520. 


“El vehículo se consumió en su totalidad”, dijo TransMilenio, mientras que el gerente de la empresa Felipe Ramírez, manifestó que  «algunos sectores siguen atizando estas actuaciones, ponen en riesgo conductores, personal en vía y usuarios”.