Un nuevo hecho repudiable se registró en Bogotá, donde una enfermera que estaba embarazada perdió a su bebé, tras recibir una golpiza para robarla.

La víctima, identificada por las autoridades como Diana Cortés, manifestó que el caso se registró en el sector El Tintal en el suroccidente de la capital, donde fue abordada por dos sujetos cuando se bajó del alimentador para dirigirse a su casa.

La agraviada contó que una vez se bajó de la unidad los sujetos le ordenaron que caminara con ellos como si nada estuviera pasando.

Al caminar varias cuadras la despojaron de sus pertenencias y le dieron una brutal golpiza. La enfermera se comunicó con una de sus hijas, quien acudió al sitio de la agresión.

De inmediato, trasladó a la víctima a un hospital de la zona, donde le notificaron que había perdido el bebé y que una de las principales causas pudo ser la golpiza que recibió.