La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, anunció durante la noche del domingo, 25 de abril, que tomó la decisión de declarar la alerta roja en toda Bogotá, debido a la alta ocupacion en camas de Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

La mandataria indicó que la capital está entrando en las dos semanas más difíciles «de nuestras vidas», por lo que consideró que superar el tercer pico de la pandemia dependerá del compromiso de las personas, a quienes les hizo un llamado para que acaten las medidas de bioseguridad.

López dijo que para ayudar a evitar que se siga propagando la enfermedad activo una serie de medidas entre las que se destaca la prohibicion de clases presenciales en colegios y jardines.

Así mismo, mantendrán el toque de queda, la ley seca continua, y los establecimientos solo podrán estar abiertos hasta las 7:00 de la noche con el objetivo de que las personas puedan llegar a sus casa antes de 8:00 p.m., dijo la gobernante.