Desde este lunes 25 de mayo, se comenzaron a imponer comparendos en Bogotá con las 72 Cámaras Salvavidas, calibradas y autorizadas por el Ministerio de Transporte, en 92 puntos  repartidos por toda la ciudad.

Con este sistema de control y vigilancia, el Distrito busca reducir de manera significativa los siniestros viales y controlar principalmente el límite máximo de velocidad de 50km/h. 

“El principal objetivo del Distrito con las Cámaras Salvavidas es generar un buen comportamiento de los ciudadanos y que no tengan que ser multados (…) que acaten las normas de tránsito, adopten conductas de seguridad vial y entre todos salvar vidas en el tránsito”, indicó el secretario de Movilidad, Nicolás Estupiñán.

Estas son las  infracciones que capta este sistema de control y vigilancia:

1. Exceder la velocidad máxima permitida

2. No reducir la velocidad en zonas escolares

3. No detenerse ante la luz roja del semáforo

4. Circular durante la medida de restricción de Pico y Placa

5. Conducir sin portar el SOAT vigente

6. No realizar la revisión técnico-mecánica en los plazos establecidos en la ley 

Así mismo, la Secretaría de Movilidad les recordó a los ciudadanos que a raíz de la emergencia sanitaria por la  Covid-19, los términos procesales están suspendidos, esto significa que en caso que un ciudadano esté en desacuerdo con la imposición de un comparendo, podrá impugnar cuando la cuarentena nacional haya finalizado.