La Secretaría de Gobierno de Bogotá señaló que este jueves se movilizaron más de 300 mil personas en medio de las protestas que adelantan en el marco del paro nacional.

Todo no transcurrió con normalidad, pues la jornada fue empañada por algunos hechos violentos durante la noche. En enfrentamientos, un policía y seis civiles resultaron heridos.

“Gracias al apoyo de los gestores de Diálogo Social, la Guardia Indígena y miembros de Primera Línea, se pudieron controlar algunas situaciones de tensión. Pese a que unos pocos, ajenos a la manifestación, prendieron fuego a una caseta ubicada en la entrada vehícular del Portal, la situación se logró controlar de manera inmediata”, comunicó la Alcaldía.

No obstante, en otros tres puntos de la ciudad el Esmad intervino para controlar el orden público.

“A las 5:30 de la tarde, en inmediaciones del Portal de Suba, (el Esmad) intervino luego de que algunas personas lanzaran objetos contundentes a uniformados de la Policía, vandalizaran una ambulancia y trataran de destruir varios semáforos y cámaras de vigilancia en el punto”, añadió la Administración Distrital.