Ya se acercan las fechas donde era habitual las grandes festividades por el carnaval en la ciudad de Barranquilla que albergaba a miles de personas. Ante este escenario, el alcalde de la ciudad, Jaime Pumarejo, anunció que han tomado la decisión de decretar toque de queda continuo para los días 13 y 15 de febrero.

El mandatario municipal precisó que la medida comienza desde las 6:00 de la tarde del sábado y se extenderá hasta las 5:00 de la madrugada del lunes.

Pumarejo dijo que el objetivo es prevenir la indisciplina social y los eventos que realizan a escondidas de las autoridades gubernamentales y policiales. Para controlar el orden público, la Alcaldía cuenta con el apoyo de 400 funcionarios policiales adicionales que llegarán desde Bogotá para desplegarse a lo largo y ancho del municipio.

«Si bien los estudios de seroprevalencia y estimaciones propias indican que más del 60% de los barranquilleros ya tuvo el virus, y la vacuna será la llave que cierre este ciclo, el peligro no se ha ido y debemos seguir cuidándonos. No es el momento de hacer fiestas», dijo Pumarejo en rueda de prensa.

El alcalde confirmó que de esta manera el lunes 15 y martes 16 de febrero no serán días festivos, porque no habrá carnaval por la pandemia del coronavirus. Sólo realizarán transmisiones virtuales de remembranzas de la festividad.