Un funcionario de la Policía Metropolitana de Barranquilla, identificado como Omar Ramírez Duncan, murió en las últimas horas presentando un cuadro clínico de neumonía, por lo que está bajo sospecha de ser un caso positivo para COVID-19.

El uniformado, de 45 años, estaba recluido en la Clínica de la Costa de la capital atlanticense y se conoció que desempeñaba funcionas en el distrito 4, estación El Bosque y que lleva 22 años dentro de la institución.

Aunque este caso no está confirmado, actualmente 200 uniformados de la Policía de Barranquilla han sido diagnosticados como positivos para el virus, el cual según la institución, han contraído mediante el cumplimiento de sus funciones.