Funcionarios de la Alcaldía de Barranquilla se desplegaron en la ciudad para verificar que los comercios que se encuentran prestando servicios cumplan con todos los protocolos de bioseguridad, pero algunos estaban trabajando sin permiso.

La administración municipal informó que durante el despliegue fueron cerrados un motel ubicado en el centro de la ciudad, un local de autopartes, un establecimiento de compra y venta de aires acondicionados, una dulcería e, incluso, un negocio de distribución de equipos y suministros médicos.

“Al revisar la documentación, no aparecían inscritos en la plataforma de autorizaciones de reapertura que tiene el Distrito y, por eso, fueron cerrados y multados”, informó Clemente Fajardo, secretario de Gobierno.

Fajardo advirtió que seguirán realizando las caravanas de control en las cinco localidades de la ciudad para que la reapertura económica se cumpla de manera segura en todos los sectores.