Nelson Patrón, jefe de la oficina para la Seguridad y Convivencia Ciudadana del Distrito, informó que la ciudad de Barranquilla ya tiene listo el dispositivo de seguridad de cara al primer partido de las eliminatorias rumbo al Mundial de Catar 2022 que se disputará el viernes, 8 de octubre, entre Colombia y Venezuela.

Las autoridades han diseñado una estrategia de seguridad a pesar de que el evento deportivo se realizará a puerta cerrada, debido a la pandemia del coronavirus que ha impedido la presencia de la fanaticada.

El objetivo de este despliegue policial es evitar que los ciudadanos realicen aglomeraciones en las calles o en los alrededores del estadio para evitar el contacto entre la gente que podría desatar un foco de contagio de la Covid-19.

Patrón indicó que el estadio Metropolitano contará con tres anillos de seguridad que estarán integrados por 1.600 funcionarios, quienes estarán en las afueras del campo.

En Barranquilla sólo 30 bares fueron autorizados para que transmitan el partido y atiendan a los usuarios cumpliendo con las medidas de bioseguridad.

El comandante de la Policía, general Ricardo Alarcón, indicó que utilizará seis drones para monitorear el comportamiento en los ciudad y sancionar a aquellas personas que realicen aglomeraciones o a los propietarios de establecimientos que presten servicios al público sin autorización y sin las medidas biosanitarias.

Alarcón dijo que no habrá ley seca ni toque de queda, por lo que intensificará el patrullaje para velar por la seguridad y el orden público.