Desde tempranas horas de la mañana de este domingo, 15 de diciembre, peritos e investigadores de la Fiscalía estuvieron apostados en la calle 19 con carrera 4 de Bogotá, donde hicieron el levantamiento topográfico para esclarecer la muerte del joven Dilan Cruz, quien fue asesinado de un disparo en la cabeza que le ocasionó un funcionario del Esmad en medio de una protesta contra el presidente Iván Duque.

Los investigadores instalaron durante horas un escáner que hizo 16 registros en el área donde quedó el cuerpo de Dilan cuando recibió el proyectil que, según Medicina Legal, la composición del explosivo tenía material de metal.

Los registros permitirán al ente investigador analizar con detalle el lugar donde ocurrieron los hechos, para posteriormente realizar la reconstrucción a profundidad de lo ocurrido, diligencia que debe hacerse a la misma hora en la que el joven de 18 años fue impactado por el proyectil.

Como se recordará, Dilan se encontraba en medio de la manifestación cuando inesperadamente recibió el disparo. Fue trasladado al hospital de la zona, donde lograron estabilizarlo, pero desafortunadamente falleció horas después.

Las pruebas realizadas por Medicina Legal determinaron que el arma utilizada por el funcionario del Esmad señalado de disparar fue la causante de la muerte del joven, pues su composición es letal y fue la responsable de acabar con la vida del joven.

Funcionarios del Esmad quisieron alegar que esos proyectiles no cobran vidas porque aparentemente son de una fabricación de material leve que solo sirven como perdigones, pero las pruebas presentadas por Medicina Legal tumbaron todas declaraciones de oficiales y políticos que buscaban sustentar la actuación del Esmad, organismo de seguridad que ha sido muy cuestionado.