Durante la primera noche del desfile de carrozas, la congregación alcanzó los dos millones de personas, quienes convirtieron a la ciudad en todo una marea color, sabor y mucho ritmo de samba


Así como Colombia tiene el Carnaval de Barranquilla, Brasil ostenta del Carnaval de Río de Janeiro, que es uno de los espectáculos más esperados del año a nivel mundial y que atrae a millones de espectadores, entre ellos miles de extranjeros.

Durante la primera noche del desfile de carrozas, la congregación alcanzó los dos millones de personas, quienes convirtieron a la ciudad en todo una marea color, sabor y mucho ritmo de samba.

Por el sambódromo desfilaron seis carrozas alegóricas a distintos motivos, las cuales impactaron a los presentes al ostentar todas de más de 10 metros de altura y decenas de integrantes de las escuelas de samba que representaban.

Sin embargo, aunque todo parezca purpurina y emoción, el carnaval este año ha estado marcado por conflictos y protestas no sólo políticas sino también religiosas, dado que el alcalde, quien profesa la religión del evangelio, eliminó el subsidio del gobierno municipal para su realización.