Brasil superó este sábado la barrera de las 100.000 muertes por coronavirus, casi cinco meses de la confirmación de la primera víctima mortal en el país, según datos oficiales divulgados por las Secretarías regionales de Salud.

Con 538 fallecimientos desde la víspera, el gigante sudamericano sumó así 100.240 decesos por la enfermedad. En tanto, el número de contagios roza los 3 millones: llegó a 2.988.796 con 21.732 nuevos casos.

Este sábado, la icónica playa de Copacabana en Río de Janeiro amaneció cubierta de cruces negras y globos rojos para rendir un homenaje a las víctimas que ha dejado la pandemia y protestar por la forma en la que el Gobierno de Jair Bolsonaro ha conducido la crisis sanitaria.

Infobae/ Noticia en desarrollo