Bienvenidos a Montería, destino turístico y biodiverso preferido por nacionales y extranjeros

La Perla del Sinú es conocida por estar bañada sutilmente por el río Sinú y poseer la riqueza y tradiciones ancestrales del pueblo Zenú. Es una tierra en la que se respira progreso y que seduce a todo el que la visita por primera vez.

La Ronda del Sinú, imponente y colorida, es el pulmón verde de esta biodiverciudad y allí se puede hacer turismo de naturaleza y de experiencia con la avifauna (monos aulladores, ardillas, iguanas, osos perezosos y una variedad de aves) que habita en este parque lineal, el más grande de Latinoamérica.

Esta es una de las ciudades con mayores porcentajes de pasajeros aéreos (desde que comenzó junio hasta mediados del mismo entraron y salieron del aeropuerto Los Garzones alrededor de 45 mil pasajeros), lo cual representa una oportunidad de mostrar las bondades turísticas que tiene para visitantes y propios, especialmente en esta época de reactivación económica.

Así mismo, durante junio y julio, esta villa soñada, como urbe que avanza aclamada sobre un valle de espléndido azul, tal como denota la letra de su himno, es punto obligado de visita y epicentro de espectáculos musicales de artistas nacionales e internacionales porque da inicio a sus tradicionales festividades y se engalana con reinas de principio a fin.

Primero con las Fiestas del Río y después con la Feria y Reinado Nacional de la Ganadería, lo cual se ha visto reflejado en la ocupación hotelera la cual se ha incrementado desde el 1° de junio que iniciaron las fiestas.

“Montería hace parte hoy de las 14 biodiverciudades y, en ese sentido, seguimos construyendo con los ciudadanos, trabajando de la mano. ¡Bienvenidos a nuestra villa soñada”! Aquí tenemos de todo para brindarle a propios y visitantes en materia turística, entre esas una de las maravillas turísticas más lindas del departamento: la Ciénaga de Betancí y, por ello, pronto vamos a pavimentar 3.6 km entre La Apartada y la vía que conduce a Maracayo para que más personas descubran esta belleza natural”, dijo el alcalde Carlos Ordosgoitia.

Turismo rural en fincas

Al llegar a esta, la Capital Ganadera de Colombia, los visitantes pueden empezar a vivir experiencias que van de la ciudad al campo.

Según la Oficina de Turismo Municipal y el operador turístico Paquetours, “La ciudad de las golondrinas”, como también es conocida Montería, brinda una serie de experiencias turísticas hasta ahora desconocidas por muchos, entre ellas las de fincas ecoturísticas y ganaderas que le dan la oportunidad al visitante o extranjero de vivir la experiencia de ser ganaderos por un día.

En estas fincas, que trabajan en alianza con hoteles que brindan el “paquete rural”, el turista puede ordeñar una vaca (orientado por una persona), y la leche obtenida la transforma en queso amasa’o, pues allí también se le enseña el proceso de elaboración. Así mismo, también vive la etapa de recolección de alimentos de pancoger que hay en la finca y que son los mismos que degustarán en su desayuno.

Luego de esto, el visitante puede practicar equitación, cabalgatas, pastoreo y disfrutar de jardín, terraza, sala de juegos, terraza/solárium, zona TV/salón de uso compartido y muchas más comodidades, tal como si estuviera en un hotel con la diferencia de que está en una finca, rodeado de naturaleza y disfrutando de las bondades de esta.

¡Todos a pajarear!

Esta forma de turismo no es la única que se desarrolla en Montería, pues también se está propagando rápidamente el turismo de avifauna o avistamiento de aves, especialmente en el corregimiento Jaraquiel, el cual es impulsado por la Policía de Turismo de la Metropolitana de Montería (que también tiene un CAI Turístico en la Ronda del Sinú) y es acompañado por la Sociedad Ornitológica de Córdoba (SOC), así como el grupo de Observadores de Aves de Córdoba (OAC), la Comuna 3 y el semillero Fauno de la Universidad de Córdoba. 

Con este turismo de observación de aves se busca llevar un mensaje de concientización a la comunidad sobre la conservación e importancia de las diferentes especies existentes en el lugar, tales como colibríes de tierra Jacamar, golondrinas de pecho rojo, garzas o el Chrysolampis mosquitus, también conocido como colibrí rubitopacio o picaflor topacio, ave poco común y de la que no se tenía registro de su existencia en Montería hasta que fue vista en Jaraquiel el año pasado.

Surf y ecoturismo náutico

Otra de las maravillas turísticas más lindas de Montería y el departamento es la Ciénaga de Betancí, que aún resulta desconocida para muchos.

Ubicada en el corregimiento Maracayo, a 35 minutos de la ciudad, esta reserva natural es un imponente cuerpo de agua de más de 3 mil 400 hectáreas donde propios y visitantes practican deportes acuáticos y náuticos como surf.

Esta es una zona declarada como área protegida por la fauna y flora que allí existe y que la han convertido en un destino atractivo para conectar con la naturaleza y un lugar de esparcimiento familiar, pues allí mismo los turistas pueden comer los peces que viven y son cultivados por la comunidad de la zona en la ciénaga.

Otras actividades para hacer en Montería

Durante su estadía en la ciudad, después del avistamiento de aves, los turistas también pueden aprovechar la oferta cultural, artesanal y gastronómica haciendo recorridos fluviales por el río Sinú, disfrutando del paisaje ribereño en una embarcación con recorridos desde una hora o utilizar los planchones, medios de transporte ancestral que conectan una margen con la otra.

De igual forma, pueden degustar los mejores cortes de carnes del país con la variada oferta gastronómica que ofrece la capital y luego recorrer y conocer la diversidad de artesanías y manualidades elaboradas por los artesanos del Centro Cultural Guillermo Valencia Salgado y el Mercado de los 4 patios.