La criminalidad en el Bajo Cauca antioqueño pareciera no detenerse y los actos delincuenciales toman más fuerza con el pasar de los días. Esta vez, otras 100 personas tuvieron que salir del territorio por las contantes guerras que se generan por el control de la zona.

Los desplazados habitaban en el sector El Doce,  zona rural de Tarazá, donde han reportado el asesinato de seis personas en menos de 72 horas. La cifra de criminalidad en el territorio va en aumento. Sus habitantes piden ayuda gubernamental de manera urgente.

Te puede interesar: http://www.lapiragua.co/queman-seis-buses-en-la-via-de-medellin-a-la-costa-gobierno-responsabiliza-al-eln/nacional/

El Ejército ha afirmado que en el lugar se agudizaron las confrontaciones armadas por el actuar delictivo del ELN, el Clan del Golfo y las disidencias de Farc, que juntos intentan sacar de la región a ‘Los Caparros’ y a la disidencia del ‘Clan del Golfo’ que controlan parte de las rentas ilegales en Tarazá, Valdivia, Cáceres, Nechí y Caucasia.

La disputa que manejan estas organizaciones es por el  narcotráfico y la minería ilegal que mantiene atormentada la tranquilidad de sus pobladores, entre ellos campesinos y ganaderos que también se han visto afectados por las constantes amenazas y extorsiones.